¿Qué son las estrías?

Son la consecuencia de la ruptura de las fibras de colágeno y elastina de la piel, más precisamente de la dermis (capa del medio de la piel).

Al romperse estas fibras, producen un estiramiento y adelgazamiento en la epidermis (capa externa de la piel) generando lo que conocemos como estría.

Al principio las estrías son de color rosado o rojizo y en este estadío son más fáciles de tratar. Luego evolucionan a las estrías blancas, que pueden ser más difíciles de revertir.

La formación de estrías no produce dolor pero a veces podemos sentir una sensación de picazón como señal del estiramiento de las fibras de la piel.

¿Por qué aparecen en el embarazo?

Durante el embarazo el 90% de las mujeres afirman haber tenido estrías. Además del aumento de peso y del estiramiento de la piel que se da en este período, las estrías del embarazo también se ven asociadas a cambios hormonales. El aumento de la producción de estrógenos disminuye la capacidad de regeneración de los tejidos y produce que las fibras elásticas de la piel se rompan con más facilidad.

Las estrías en el embarazo son más comunes en el abdomen, pero también pueden aparecer en muslos, glúteos, caderas y busto.

¿Cómo prevenirlas durante el embarazo?

Si bien cada mujer reacciona diferente a los cambios de la piel en el embarazo, hay algunos cuidados que podemos tener para intentar disminuir lo máximo posible la aparición de estrías.

Estas son nuestras recomendaciones,

  • Llevar una alimentación balanceada y tomar suficiente agua
  • Comenzar a cuidar la elasticidad y la hidratación de la piel desde el inicio del embarazo. No esperes que crezca mucho la panza para empezar con las cremas! Cuanto antes utilices alguna crema aunque sea hidratante, va a ayudar a que la piel resista mejor su expansión.
  • Aplicar diariamente alguna crema para prevención de estrías. Estas por lo general contienen activos específicos para la prevención y tratamiento, y además de humectar la piel, protegen la elasticidad.
  • No escatimar con la aplicación de estos productos. Es importante aplicar sobre todas las áreas que sufren el estiramiento: abdomen, muslos, glúteos, senos.
  • La picazón es síntoma de que las fibras de colágeno y elastina están expandiéndose por lo cual ante esta señal, es muy importante responder.
  • No excederse con el sol. La exposición al sol acentúa las estrías, por lo cual no recomendamos tomar demasiado sol durante el embarazo (además de las manchas que pueden aparecer en la piel por los cambios hormonales del embarazo).
  • A veces pueden salir en el puerperio (cuando finaliza el embarazo), cuando la piel empieza a volver a su lugar. Por lo cual, es ideal continuar con la aplicación de alguna crema, hasta dos o tres meses luego del nacimiento del bebé (o lo que cada mujer necesite).

Hay muchísimos productos en el mercado para prevención y tratamiento de estrías.

Podes chequear que el producto que estas usando contenga al menos alguno de estos ingredientes (y si tiene todos, como la antiestrías de momlab, mucho mejor!):

  • Centella Asiática: Efecto estimulante de la síntesis de colágeno y vaso protector.
  • Aceite de rosa mosqueta: Acondicionador de la piel, actividad regeneradora y revigorizante.
  • Aloe vera: Actividad reepitelizante y cicatrizante. Acción antiinflamatoria, humectante, calmante y suavizante.
  • Vitamina E: Actividad antioxidante y regeneradora.
  • Aceites vegetales: Aportan propiedades humectantes y suavizantes. Nosotras usamos el aceite de oliva (extra-virgen y orgánico) y nos encanta!
  • Hydromanil o algún activo específicamente hidratante: El hydromanil es un activo derivado vegetal con demostrada acción hidratante de efecto prolongado.

Si tenes alguna consulta sobre este tema o sobre la crema que estas usando, consultanos!

CONSEGUÍ ACÁ NUESTRA CREMA ANTIESTRÍAS