Una idea errónea muy común es que se necesitan productos químicos fuertes para tratar los piojos de manera efectiva. La idea de aplicar químicos destinados a matar seres vivos en la cabeza de nuestros niños puede ser aún más horrible que los piojos, así que, afortunadamente, los tratamientos no tóxicos contra los piojos existen y muchas veces funcionan mejor.

Lo que sabemos sobre los piojos:
– La liendre (huevo) se agarra de la raíz del pelo, y con el calor tarda aprox 10 días en convertirse en piojo inmaduro, luego alimentándose de la sangre humana tarda otros 10 días en evolucionar a piojo adulto.
– Podrías tener liendres en el pelo y no saberlo ya que no siempre causan picazón
– Los piojos adultos son de color gris a marón y tienden a ubicarse en la cabeza y el cuello, aferrando sus huevos a la base del tallo del cabello
– Necesitan alimentarse de sangre humana para vivir y pueden sobrevivir hasta 30 días en el cabello de una persona
– Los piojos se mueven gateando. Pero no saltan ni vuelan. Esto significa que para que los piojos se propaguen debe haber contacto físico con pelo infectado (sombreros, almohadas, etc).
– Los piojos prefieren el cabello limpio, así que no te avergüences si tu hijo tiene piojos, ¡no es indicador de la higiene familiar!

Importancia de la prevención:
Prevenir los piojos de manera natural ha demostrado ser la forma más eficaz para no contagiarse y además te evitas el trabajo de tener que tratar después a la familia entera por piojos.
Cortar el cabello corto o atar el pelo largo en un moño o trenza ayuda a evitar los contagios en niños, especialmente en las escuelas o jardines. La picazón causada por los piojos no es inmediata, por lo cual empezar a actuar una vez detectados los “síntomas” puede ser tarde.
Para prevenir se recomienda revisar una vez por semana el cabello, especialmente detrás de las orejas y en la nuca, que son las zonas favoritas de los piojos. Se puede aplicar algún tratamiento natural como preventivo, pero NO se recomienda tratar con pesticidas ni tratamientos químicos como preventivo, es decir si no se encuentran piojos vivos en la cabeza.

Tratamiento de los piojos:
Existen productos recetados y de venta libre para tratar los piojos en los niños. En su mayor parte, usan pesticidas. Si bien son efectivos, no es necesario verter pesticidas en el cuero cabelludo de los niños pequeños. Hay formas mejores y más seguras.
Además, los piojos se han vuelto resistentes a algunos de los pesticidas más comunes utilizados en el tratamiento de los piojos. Por lo tanto, estos químicos no solo son malos para los niños, sino que no son efectivo para algunas cepas.
Las exposiciones a los pesticidas más comunes encontrados en los tratamientos contra los piojos, se han relacionado con menor capacidad de atención, problemas neurodegenerativos y cánceres infantiles. Como siempre aclaramos, se trata de exposiciones repetidas que pueden llegar a causar estos efectos a largo plazo.
Otros productos del mercado contienen dimeticona pura (silicona) que es un tratamiento seguro y efectivo para niños con piojos. Se trata de siliconas de alta densidad que asfixian al piojo y lo deshidratan. Como es un proceso físico por el que actúan es muy difícil que haya piojos que generen resistencia a estos productos. Estos productos son los que se recomiendan en niños y en personas asmáticas o alérgicas. Pueden usarse en embarazadas y mujeres amamantando.
El vinagre (popularmente utilizado para tratar piojos) NO mata al piojo. Lo que hace es ayudar a desprenderlo del cuero cabelludo para que sea más fácil removerlo con el peine fino.
El peine fino, aunque anticuado y lento, puede ser increíblemente eficaz para eliminar los piojos y las liendres sin productos químicos. Necesitas mucha paciencia (y la ayuda del dibujito animado preferido de tu hijo). Lo ideal es ir peinando secciones pequeñas de cabello (e irlas separando) para eliminar completamente los piojos y las liendres que puedan quedar. Se recomienda pasar el peine fino con el cabello mojado porque así los piojos se mueven más lentamente y será más fácil sacarlos.

Eliminar los piojos por completo no es una operación de una sola vez. El mantenimiento es muy importante, al menos durante las primeras dos semanas del tratamiento. La razón es que incluso después de un minucioso recorrido de peine fino, podrían quedar liendres, que a veces son tan pequeñas que no se pueden ver y podrían generar un nuevo ciclo de piojos.

Si los piojos ya hicieron acto de presencia en tu casa, mucha suerte y paciencia. Y si todavía este año viene invicto ojala se mantenga así, pero por las dudas ya tenes estos datos.
En muy pocos días lanzamos un preventivo de piojos natural que seguro será de gran ayuda para muchos padres! Estén atentos!