Qué es el porteo?

Portear es llevar al bebé junto al cuerpo del adulto sin necesitar los brazos para cargarlo, permitiéndonos seguir con nuestras tareas o atender a otros hijos y dándole al bebe la contención (contacto, calor, sostén, apego, etc) que necesita.

Lamentablemente en las tiendas de bebés se encuentran más portabebés del tipo “colgona” que de los ergonómicos. Por eso está bueno saber qué características tiene que tener un portabebe para cuidar tanto al bebé como al adulto que portea.

De más está decir que querer llevar a nuestro bebé cerquita siempre es hermoso, y si alguna mamá o papá que nos lee usa o usó una colgona, no lo estamos condenando ni mucho menos, simplemente mostrando las mejores alternativas que puede encontrar.

Qué es porteo ergonómico?

La ergonomía respeta las características físicas de los individuos involucrados. Qué quiere decir esto? Que un portabebé ergonómico debe adaptarse tanto al bebé como al adulto porteador y no alterar su fisionomía.

El portabebé ergonómico:

  • Tiene un panel que se adapta a la curvatura de la espalda del bebe
  • Esta elaborado con telas naturales que permiten que la piel respire
  • Brinda soporte para la cabeza del bebé
  • Las piernas quedan en posición ranita o M previniendo la displasia de cadera y sin recargar el peso en zonas sensibles
  • Tiene tiras anchas que distribuyen el peso, haciéndolo cómodo para el adulto porteador

 

Qué es porteo seguro?

Para que un portabebé sea seguro debe contemplar 2 aspectos:

  • Que el bebé no se caiga: se deben tener en cuenta las telas, costuras, y correcta colocación del portabebé.
  • El riesgo de asfixia: el portabebé debe permitir una correcta posición del bebé de manera tal que las vías respiratorias queden siempre despejadas y abiertas.

Portabebés adecuados a cada etapa

Recien nacidos: fular, bandolera, fular prearmado.

Bebés con control cefálico (aprox. 3 meses): fular, bandolera, portabebés evolutivos (mei tai y mochila)

Bebés que se sientan solitos: fular, bandolera, mei tai y mochila (evolutivos o común), pouch y otros ergonómicos.

Por qué no portear de cara al mundo?

Portear con el bebé mirando al frente no está recomendado para ninguna edad del bebé:

  • no cuida la correcta posición de la columna del bebé
  • el bebé puede recibir demasiados estímulos del mundo y no tiene donde refugiarse
  • más incómodo para el adulto que portea porque el cuerpo del bebé no va pegado al adulto

 

El porteo es un mundo, así que siempre que tengas dudas esta bueno consultar con alguna asesora de porteo. Más allá de que con un bebé sano nacido a término se puede portear desde el primer día hay ciertos cuidados que se deben tener tanto para el bebé como para la mamá, que alguien experto en el tema podrá asesorarnos mejor, además de explicarnos cual portabebe puede ajustarse mejor a nuestras necesidades.