Todos sabemos que el protector solar es fundamental para proteger la piel del sol, pero ¿cómo saber cuál es el protector adecuado para vos y para tus hijos?

Las etiquetas están repletas de información, pero a veces no es claro para el consumidor. ¿Qué significa SPF?¿Qué son los rayos UVA y UVB? ¿Cuál es la diferencia entre filtros físicos y químicos?

En este post te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la protección solar!

RAYOS UVA Y UVB

La luz solar está compuesta de distintos tipos de radiaciones, que se pueden dividir en tres grandes grupos: ultravioleta (UV), luz visible, infrarrojos (IR).

Los rayos UV a su vez se subdividen en 3: UVA, UVB y UVC.

La capa de ozono retiene los UVC y gran parte de los UVB, sin embargo los UVA y otra porción de los UVB llegan a nosotros.

Los rayos UVA penetran hasta las capas profundas de la piel donde pueden provocar alteraciones celulares, cáncer de piel y envejecimiento (arrugas, manchas, etc). Además, tienen una intensidad relativamente igual durante todo el día en cualquier época del año e incluso pueden penetrar nubes y cristales.

Los UVB penetran menos que los UVA, pero son más reflejantes. Son más intensos entre las 11 y las 16 hs y son necesarios para la síntesis de vitamina D y se filtran con lentes, ropa y protectores solares. Provocan el daño a los tejidos, zonas enrojecidas, despellejamiento, ámpulas, ardor y dolor, y contribuyen al cáncer de piel y el fotoenvejecimiento.

Los protectores solares son una de las herramientas para protegernos de estos rayos y sus consecuencias.

FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR (SPF)

El SPF denota el grado de protección que ofrece un producto contra los rayos UVB.

La Academia de Dermatología recomienda usar un mínimo de SPF 30, pero su nivel de protección tiene mucho más que ver con la generosidad con la que se aplica el protector solar que con el número SPF. Los estudios muestran que la mayoría de las personas no aplican suficiente protector solar, lo que da como resultado un valor SPF que es solo la mitad de lo que figura en la etiqueta.

Los niveles de SPF también son únicos para tu piel y cuán propensa es a enrojecerse y quemarse. Por ejemplo, SPF 20significa que su piel tardará 20 veces más en ponerse roja que si no estuvieras usando ningún protector solar.

Por lo tanto, si su piel desprotegida comienza a enrojecerse después de 20 minutos al sol, entonces con una capa abundante de SPF 20, tu piel tardará 400 minutos en volverse roja. Aún así, siempre se recomienda reaplicar protector cada 2 horas.

Por lo explicado, es mejor usar un buen protector 30 y aplicarlo generosamente que comprar un FP50 o 70 y escatimar en su uso porque salio muy caro.

PROTECCIÓN DE AMPLIO ESPECTRO

Hace algunos años, las etiquetas mostraban solo un número SPF, que solo refleja la protección a rayos UVB. Hoy también se regula la protección UVA que es la que provoca mayor daño y los protectores deben decir “protección de amplio espectro”, lo que significa que se ha demostrado científicamente que el producto protege contra rayos UVB y UVA.

FILTROS FÍSICOS Y FILTROS QUÍMICOS

Existen 2 grandes grupos de filtros solares, los quimos y los físicos.

Los filtros químicos, como oxibenzona, octinoxate,benzofenona, butyl-methoxydibenzoylmethane, octocrileno, etc, absorben la energía de los rayos UV y la convierten en calor que luego se dispersa en la piel.

Los protectores físicos hacen rebotar los rayos UV, alejandolos de la piel. Ejemplos de estos filtros son: óxido de zinc, dióxido de titanio.

RESISTENCIA AL AGUA

Muchos protectores dicen “resistente al agua”. Lo cierto es que todos los productos en mayor o menor medida se eliminan por lavado, por lo cual es importante saber que hay que reaplicar el protector solar siempre después de meterse al agua o practicar deporte.

Se recomienda como medida estándar reaplicar cada 2 horas. Y aplicarlo por lo menos 15 minutos antes de exponerse al sol.

El protector solar es una herramienta más para protegerse de los rayos dañinos del sol, pero no es la única, ni la más efectiva. Es super importante y especialmente en los niños usar otras medidas de protección solar:

  • Usar sombrero con filtro UV
  • Ropa protectora
  • Permanecer en la sombra tanto como sea posible
  • Usar lentes de sol (inclusive en bebés y niños)
  • Y obviamente evitar estar al sol durante las horas del día de radiaciones extremas

Estos ítems, son tan importantes como usar protector solar todos los días.

Pero, como madres, todas sabemos que los niños estarán afuera, al sol, así que el protector solar sigue siendo tan importante como siempre. En la segunda parte de este post te contamos cómo elegir un buen protector solar! Estate atenta!!