Con el primer hijo una piensa en todo lo que va a necesitar: esterilizador, almohadón de lactancia, gimnasio entretenedor, mecedora, mamaderas, chupetes y un montón de cosas más. No lo voy a negar, muchas de estas cosas sí resultan útiles, pero muchas otras la realidad es que las usas 2 o 3 veces y terminan ahí amontonadas ocupando espacio.

Para el segundo hijo te das cuenta que en realidad lo que más necesitas es a vos misma, con todo tu ser y con toda tu entrega. Ya sabes lo que es enfrentar una noche sin dormir atendiendo a un bebé con cólicos (y ahora se va a sumar el hermano mayor y sus necesidades). Pero también sabes lo que es el amor de un hijo y que no se compara con nada en el mundo.

Entonces: ¿Qué preparar realmente para la llegada del bebé?. Cada madre tendrá su lista propia de artículos preferidos.

Estos son mis infaltables para los primeros meses:

– Extractor de leche: Si decidís amamantar lo vas a necesitar!. Si podes acceder a uno eléctrico mucho mejor (los manuales también resultan útiles, en caso que ya tengas uno).

– Soutienes para lactancia: (para mí fue fundamental tener 2 o 3 muy cómodos porque al principio los usas todo el tiempo!).

– Moisés o cunita: Fundamental para que duerma el bebé pegado a tu cama, o si elegís hacer colecho para que durante el día pueda dormir alguna siestita y vos tengas un ratito para hacer otra cosa (extraerte leche, bañarte, DORMIR!).

– Portabebé ergonómico: Para mí es IN-FAL-TA-BLE! Desde el nacimiento los portabebés ergonómicos que se pueden usar son el fular o la bandolera y en mi caso me resultaron indispensables los primeros meses. Cuando el bebé está molesto o simplemente necesita esos mimos y vos necesitar ocuparte de alguna otra cosa, es la mejor solución. Podes leer nuestro post de porteo ergónomico para más info sobre este tema.

– Mis elegidos de Momlab: jabón para lavarropas (con toda la ropa que usan hay que lavar seguido), detergente (para lavar el extractor de leche o chupetes), jabón/shampoo para bebé, crema para pezones agrietados (siempre es bueno tenerla en la mesita de luz).

– Cambiador impermeable: Puede ser de los rígidos que pones en el cuarto del bebé o los que se doblan y caben en el bolso maternal. Para mí que sea impermeable es clave, por si se moja o ensucia para poder limpiarlo fácilmente.

– Ropita para el bebé: varios bodies y peleles porque es normal que se ensucien muy seguido, pañales, etc. Estos son básicos.

Tema mamaderas y chupetes:Si vas a amamantar, mejor esperar hasta que la lactancia esté bien instalada para empezar a darle el chupete u ofrecerle leche en mamadera a tu bebé. Son recomendaciones de la OMS para evitar la interferencia con las tetinas y que el bebé se prenda bien al pecho. Una vez superadas las primeras semanas en caso que todo vaya bien, no hay problema en introducir el chupete. Habiendo dicho esto, creo que es mejor esperar para hacerse del arsenal de chupetes y memas. Tal vez sea bueno tener 1 o 2 opciones al principio por las dudas y luego ir comprando otras en caso que sea necesario, porque a veces el bebé no quiere o solamente le gustan los chupetes de determinada forma o marca.

Esperamos que este post te haya resultado útil. ¡Contanos vos cuáles son tus infaltables para los primeros meses de tu bebé!

Daiana_