Difícil imaginar la vida sin el agua. Es uno de los bienes más preciados que tenemos e imprescindible componente del cuerpo humano.

  • A nivel mundial, 2 millones de toneladas de residuos, desechos industriales y agrícolas se vierten en las aguas del mundo.
  • Alrededor de 2,2 millones de personas mueren cada año de enfermedades diarreicas, en su mayoría niños y niñas menores de cinco años en los países en desarrollo. El 88% es atribuible a condiciones inseguras de abastecimiento de agua, saneamiento e higiene.
  • Se estima que 748 millones de personas no utilizan una fuente mejorada de agua potable. 
  • 2.500 millones de personas carecen de acceso a saneamiento mejorado (más del 35% de la población mundial).

La situación en nuestro País

En Uruguay nadie cuestionaba la calidad del agua potable y era costumbre tomar agua directamente de la canilla. Es cierto que nuestro país cuenta con gran disponibilidad de agua dulce y que la red hidrográfica irriga a todo el país. Por esto el agua nunca constituyó un problema como en otras partes del mundo.

Sin embargo en los últimos años se ha visto que la gran demanda de agua potable está llegando al límite. Una de las principales causas es la contaminación de las aguas por la expansión industrial, forestal y agrícola que hace uso de fertilizantes y plaguicidas, que por su contenido en nitrógeno y fósforo producen una alteración del ecosistema hídrico generando un crecimiento excesivo de algas y cianobacterias.

Todo lo anterior repercute enormemente en el ecosistema marino, en la cadena alimentaria y en la calidad del agua potable que llega a nosotros.

Agua potable es aquella apta para alimentación y uso doméstico y no debe contener sustancias o cuerpos extraños de origen biológico, orgánico, inorgánico o radiactivo en cantidades que superen los límites establecidos.  Debe ser incolora, inodora, límpida y transparente.

En los últimos años y por esta problemática han aparecido en escena los purificadores de agua.

¿Qué son los purificadores de agua?

Un purificador de agua es un aparato que sirve para limpiar el agua de todas las impurezas que pudiera contener. Es probable que el agua que bebemos sea potable, pero ello no quiere decir que esté totalmente limpia de sustancias o agentes potencialmente nocivos.

Los purificadores de agua que podemos encontrar en la actualidad, utilizan principalmente tecnologías basadas en filtros mecánicos, carbón activado, membranas de separación para microfiltración u ósmosis inversa, sistemas de desinfección UV, carbonatación y electrodesionización. Es decir tienen filtros que permiten limpiar el agua de microorganismos y bacterias, así como de agentes dañinos y suciedad.

¿Hervir el agua sirve?

Hervir baja la carga bacteriana, el calor mata algunas bacterias pero nunca las elimina 100%. Si el agua tiene muchos minerales, al hervirla éstos se concentran más (Si probamos  hervir agua con sal, al hervirla se siente más salada que antes). Lo más indicado sería primero filtrar y después hervir.

Es importante tomar conciencia cómo todos, de alguna forma, estamos afectando a la calidad del agua que consumimos y conocer cuáles son las posibilidades para el consumo.

Fuentes

  • Kruk C., Suárez C., Ríos M., Zaldúa N., Martinod D. (2013). Análisis Calidad de Agua en Uruguay Obtenido el 5 de junio de 2016
  • El agua en Uruguay – 2016 Universidad Católica del Uruguay
  • PNUMA y ONU-Hábitat (2010), OMS (2014)
  • Observatorio del agua en Uruguay