Hoy te traemos un artículo diferente. Siguiendo nuestra línea de ser conscientes de los productos de limpieza que utilizamos (porque la mayoría contiene químicos tóxicos), también tenemos que ser conscientes de otras contaminaciones en el ambiente.

Lavarse las manos es importante. De hecho, la Organización Mundial de la Salud estima que algo tan “intrascendente” como lavarse las manos reduce un 24% las probabilidades de contraer enfermedades respiratorias y hasta un 50% las estomacales. Seguro que esto ya lo habías escuchado, sin embargo lo que no se dice tan seguido es que tan importante como lavarse las manos, es secárselas bien. Es más, un reciente estudio acaba de demostrar que si usamos secadores de manos de aire caliente, es probable que el lavado de manos no haya servido de nada.

Me acuerdo cuando estudiaba en facultad de química que teníamos una materia que era Microbiología y en una de las clases debíamos tomar una muestra de alguna cosa cualquiera del ambiente y ponerla en una placa de Petri (placa para cultivar muestras) y analizar si crecían o no microorganismos. Algunos compañeros tomaron muestras de la baranda de la escalera, otros de billetes, otros de botones del asensor y a mí equipo se le ocurrió colocar la placa bajo el secador de manos del baño por unos instantes y ver qué pasaba con ese aire caliente que salía de ahí.

A la siguiente clase, una semana más tarde, todos fuimos a recoger las placas con las muestras tomadas y analizar los “cultivos” presentes. Para mi sorpresa y la de la mayoría mi placa era la que más microorganismos tenía. ¡Había de todo! Hongos, levaduras, bacterias… una cosa de locos!

Desde ese momento (hace más de 8 años) nunca más usé un secador de manos en un baño, y cada vez que veo a alguien secarse me dan ganas de advertirle que realmente el lavado fue en vano.

El motivo: las bacterias están en el aire y son absorbidas por los filtros de los secadores que además tienen un clima caliente perfecto para el desarrollo de microorganismos. La mayoría de los filtros de esos secadores no se limpian muy seguido (o nunca).

“Esta foto aquí, es lo que creció en una placa de petridespués de unos pocos días. Se colocó la placa abierta debajo de un secador de manos de un baño público por un total de 3 MINUTOS”